Federal A

Juventud y Gimnasia empataron y todo sigue igual

Tras la igualdad, el Santo continúa en zona de descenso y el Albo en zona de clasificación
lunes, 25 de febrero de 2019 · 18:51

SALTA (Redacción) – Los puntos que se repartieron santos y albos en el Martearena, fue negocio para los conducidos por Daniel Ramasco, teniendo en cuenta que por ahora se están clasificando a la siguiente ronda. A su vez, a Juventud Antoniana lo mantienen en zona de descenso directo, ya que solo le servía la victoria. Con el 1 a 1 todo sigue igual para ambos, porque Gimnasia y Tiro es líder de la zona D y los de la Lerma y San Luis están complicados con el promedio.

El clásico se jugó con dientes apretados, tanto de un lado como del otro, debido a que una derrota no le convenía a ninguno. Las jugadas claras fueron escasas, pero en esas estadísticas, Gimnasia y Tiro tuvo una mejor performance que el antoniano, porque además de la jugada que terminó en gol, un tiro libre de Morette se estrelló en el palo. El equipo de Adrover, por otro lado, intentó como pudo, pero no le alcanzó para romper la igualdad.

El partido mayormente fue parejo, pero el plantel de Ramasco tuvo las mejores ideas, aunque el Santo dio batalla en la mitad de la cancha con Cristian Chavarría y Julio Montero. Si bien del lado antoniano no hubo muchas ideas, puso una férrea resistencia a los ataque del Albo y hasta tuvo la oportunidad de generar peligrosidad de contra, pero no encontró los caminos para hacerlo y sus intentos fueron dilapidados.

Ambos goles se dieron en el primer tiempo. Cuando corrían 35 de la primera etapa, un centro desde el sector izquierdo que mandó Fabio Giménez al área de Juventud Antoniana, fue tomado de cabeza por Joaquín Iturrieta, quien puso el 1 a 0 parcial. Unos minutos después, un pelotazo que parecía no tener destino en el área del Albo, rebotó en un jugador visitante y habilitó a Gustavo Ibáñez, quien puso el 1 a 1.

Luego el partido tuvo diferentes condimentos pero predominó la pierna fuerte, con jugadores caídos de un lado y del otro. La segunda mitad fue muy parecida, aunque en el complemento Gimnasia hizo cambios para jugar al contragolpe. El Albo dejó como único delantero a Luciano Herrera y pobló la mitad de la cancha, para tratar de robar el balón y jugarla rápido a campo antoniano, aunque el clásico finalizó igualado en uno.