Copa Libertadores

En una final para el infarto, River le ganó a Boca y se consagró campeón

El Millonario perdía sobre el final del primer tiempo, pero en el segundo y en el suplementario lo dio vuelta
domingo, 09 de diciembre de 2018 · 19:05

SALTA (Redacción) – Finalmente se jugó la segunda final de la Copa Libertadores de América entre River y Boca, aunque el duelo se mudó a Madrid, tras los incidentes registrados en el Monumental. En un partido parejo en la primera mitad, Boca encontró la ventaja con Benedetto, pero en el complemento el Millonario lo dio vuelta. El Xeneize terminó con nueve jugadores, luego de la expulsión de Barrios y la lesión de Fernando Gago.

Según consignó el sitio El Intransigente, en los 90 minutos reglamentarios, el Millonario y el Xeneize igualaron 1 a 1. Darío "Pipa" Benedetto puso en ventaja a Boca, a los 44 minutos del primer tiempo, mientras que el "Oso" Lucas Pratto alcanzó la igualdad para el elenco de Núñez, a los 22 del complemento.

El conjunto boquense fue mejor en el primer tiempo, con un esquema cerrado, casi sin fisuras, y generando peligro, sobre todo en la pelota parada.En tanto, River mejoró ostensiblemente en el segundo tiempo, el ingreso del colombiano Juan Fernando Quintero le dio más vuelo y logró una merecida igualdad. Sin embargo, hubo que ir a tiempo complementario.

Y allí, de arranque, Wilmar Barrios vio la roja por una infracción a Palacios, que no se llegó a apreciar como para segunda amarilla. Eso obligó al Mellizo a reordenar piezas: entró Leonardo Jara por Sebastián Villa para ganar marca, pero resignando buenas chances de ataque. El Muñeco, por su parte, se decidió por Julián Álvarez, delantero, por Palacios, mediocampista. En ese primer cuarto de hora, el pibe tuvo la mejor chance de gol, pero su tiro salió desviado.

Cuando se jugaban 107 minutos de partido llegó la emoción cumbre: Juanfer Quintero rompió la paridad con un remate desde fuera del área que reventó el travesaño antes de picar lejos de Andrada. River se ponia 2-1 y acariciaba la gloria.

Desde ese momento,  Boca fue en busca del empate con lo que le quedaba y arrinconó al equipo de Núñez, en un cierre dramático que tuvo todo. Situaciones de gol, Andrada cargando en dos córners contra el arco rival, Gago abandonando la cancha con una nueva lesión y un tiro en el palo de Jara en el minuto 119, pero la suerte estaba echada. Ya se terminaba, cuando a los 121, en la corrida final, Martínez corrió al arco libre y desató la locura final. River se imponía por 3-1 y se consagraba campeón de América.

Más de