Estreno

El vicepresidente

Christian Bale se transforma literalmente en el controvertido político estadounidense Dick Cheney
jueves, 24 de enero de 2019 · 14:24

ESTADOS UNIDOS (Redacción) - Una de las películas candidatas a llevarse el Oscar a lo mejor de 2018 llega a los cines salteños para sorprender con la historia desconocida de uno de los artífices más influyentes en la historia reciente del planeta. Si bien, hay pocos datos sobre su vida y la cinta misma comienza advirtiendo que "fue lo mejor que pudieron hacer" para retratar la vida de Cheney, el mito sostiene que fue quien manejaba a George W. Bush durante su última presidencia de los EEUU.

Con su propio estilo, Adam McKay relata la historia de Cheney desde sus problemas con el alcohol hasta convertirse en uno de los hombres más importantes del mundo, dueño de un poder casi ilimitado durante la primera década del nuevo milenio. Para ello, el cineasta contará con un narrador interpretado por Jesse Plemons, su razón de ser en esta película se revelará recién sobre el final de la película y sorprenderá a más de uno.

Para interpretar a Cheney, Christian Bale tuvo que afeitarse la cabeza, blanquearse las cejas y engordar más de 18 kilos, pero eso no es nada nuevo para el ganador del Oscar, conocido por sus intensas transformaciones. Perdió 27 kilos para su papel en "El Maquinista", estrenada en 2004, sólo para volver a ganar músculo y jugar a ser Batman en "Batman Begins", la primera cinta de Christopher Nolan para el Caballero de la Noche que llegó a los cines en 2005.

Amy Adams es co-protagonista como Lynne Cheney, acompañando a un elenco repleto de estrellas que incluye a Steve Carell como Donald Rumsfeld, Rockwell como Presidente Bush y Jesse Plemons. Will Ferrell y Kevin Messick de McKay's Gary Sanchez Productions sirven como productores del filme, junto con Brad Pitt, Dede Gardner, y Jeremy Kleiner de Pitt's Plan B.

Más de