Cine

Bélgica tendrá el estudio de cine acuático más grande de Europa

El país europeo contará con un importante complejo de cine
domingo, 19 de agosto de 2018 · 20:14

Bélgica acogerá el centro de cine acuático más grande de Europa en el que se filmarán películas con temáticas sobre el mar en grandes masas de agua climatizada. A partir del año que viene, el estudio quedará disponible para realizar las complejas escenas bajo el agua o sobre ella que son necesarias en algunas películas. 

La idea es de un camarógrafo profesional Wim Michiels, fundador de una empresa de alquiler de material cinematográfico y especializado en grabaciones submarinas que, tras varios años al frente de su empresa, Lites, ha decidido embarcarse en este proyecto de gran complejidad técnica. Bélgica es más bien escenario de noticias, sobre todo políticas, pero sus encantadoras ciudades, especialmente en Flandes, han sido también objeto de ficción en numerosas películas, una faceta que puede desarrollarse en los próximos años con este nuevo proyecto audiovisual.

En una entrevista desde los estudios, entre el ruido y el polvo de los acelerados trabajos de construcción, Michiels defiende que "Bélgica es un lugar ideal para hacer películas", con considerables ventajas fiscales para los productores internacionales, y que, "aunque no lo parezca, hay un gran mercado para las producciones acuáticas".

Prueba de ello es que cinco meses antes de su inauguración -prevista el 2 de enero- esta nueva "ciudad del cine" belga tiene apalabradas veinte producciones con escenas submarinas, de Estados Unidos, Canadá y Europa, asegura el camarógrafo. Naufragios, inundaciones, tormentas salvajes o escenas “casi siempre dramáticas”, reconoce, desde ahogamientos a batallas navales, se podrán rodar en este recinto.

Los estudios acuáticos interiores de Bélgica demandaron una inversión cercana a los 30 millones de dólares y filmar ahí costará 41 mil dólares semanales. El proyecto tendrá tres estudios, dos de ellos pensados para rodar escenas acuáticas, de 1.200 y 1.700 metros cuadrados; el más ambicioso tiene una fosa de nueve metros de profundidad con capacidad para "seis millones de litros de agua climatizada", explicó Michiels.

Más de