Belleza & Moda

Las capas que lució Gwyneth Paltrow y Carlota Casiraghi se convierten en fenómeno nupcial

Las 'royals' y actrices del panorama internacional se dejaron seducir por esta nueva tendencia que se consolida con más fuerza
martes, 05 de febrero de 2019 · 09:54

Podríamos decir que el orden natural de las tendencias suele aparecer en las pasarelas, después se extrapola al 'street-style' y de ahí, da el salto a la industria nupcial. Así ha ocurrido con el fenómeno de las capas, abanderado por actrices como Gwyneth Paltrow, que marcó un antes y un después en la alfombra roja de los Oscar en el año 2012, o royals como Carlota Casiraghi. A ellas le siguieron la reina Letizia, Meghan Markle o Sandra Escacena, reafirmando la belleza atemporal de esta silueta de aires principescos.

Ahora bien, tras su rotundo éxito son las novias las que se apuntan a una tendencia que lleva triunfando sin precedentes en la escena nupcial desde hace un año. Si estás pensando en sumarte vos también, tomá nota:

- Una capa sobre un bustier: volviendo nuestras miradas al año 2011, recordamos a una bellísima Carlota de Mónaco luciendo como nadie un inolvidable vestido azul de Giambattista Valli. Drapeado en el escote, con falda fluida y cintura marcada, la hija de la princesa Carolina fue una de las pioneras en utilizar el vestido-capa, acaparando esa noche todo el protagonismo.

En su caso, la capa se superponía sobre un vestido con escote palabra de honor, ciñéndose al cuello. Este look de invitada, que utilizó para asistir a una recepción de su tío, el príncipe Alberto, bien podría ser la extensión de cualquier vestido de novia actual. El ejemplo perfecto lo tenemos en este modelo de Monique Lhuillier. La diseñadora reafirma que las capas en 2019 deben ser un complemento al vestido y se han de anudar al cuello, cubriendo los hombros a modo de larga capelina y dejando el escote al descubierto.

Esta diseñadora apuesta por el plumeti, una romántica textura para unas capas con carácter que se definen con detalles-joya al cuello. Como puedes comprobar, este tipo de diseños son los mejores acompañantes de los escotes palabra de honor o de aquellos vestidos que dejen sus hombros al descubierto, como ocurrió con el look que lució Carlota Casiraghi.

- La capa como extensión a un vestido de escote cerrado: la otra forma de llevar la capa en un look de invitada es por la que apostó la actriz Gwyneth Paltrow en el año 2012. Su paso por la alfombra roja de los Oscar con aquel Tom Ford sentó precedentes, no solo entre las royals, que lo adaptaron a su versión coctel y a todo color, sino en otras actrices como Sandra Escacena, que lo lució recientemente, y en  impoluto blanco, para la última edición de la gala de los Premios Feroz, celebrada por primera vez en Bilbao.

La protagonista de "Verónica", apostó por la firma española Sophie et Voilà, una firma de novias e invitadas, referente actual de las mujeres que buscan un vestido de cortes limpios y depurados. Podemos encontrar una versión similar en las propuestas Resort 2019 de Reem Acra. Esta firma coincide en superponer la capa sobre los hombros de un vestido sin mangas y con cuello cerrado.

Finalmente, el diseño de Escacena se cubre de pequeños detalles en joya, en este caso las aplicaciones se utilizan para rematar la capa a modo de ribete. Aunque no pertenezca estrictamente a su colección nupcial, de la cual han vestido novias tan icónicas como la actriz Kaley Cuoco y llevando, precisamente, un mono con capa, es una buena fuente de inspiración si buscas un diseño de inspiración similar.