De no creer

Kim Kardashian devolvió su regalo de Navidad: una mansión valorada en 12 millones de euros

La empresaria habría cambiado de opinión sobre el inmueble que le obsequió su marido Kanye West
lunes, 11 de febrero de 2019 · 11:51

Podríamos decir que acertar con un regalo no siempre es sencillo. De hecho, muchos aseguran que suelen devolver los detalles con los que son obsequiados en Navidad o en otras épocas del año si así lo desean. Tal vez por eso encontrar un presente llamativo se convierte en casi una obligación. Pero si alguien gana en cuestión de originalidad, ese es el clan Kardashian.

Como ya te adelantamos en otras notas, Kendall Jenner recibió una sauna de infrarrojos por su cumpleaños y la pequeña Stormi ya tiene algún que otro coche de lujo con el que seguir los pasos de su madre, o que muchas de las hermanas han recibido (en los últimos años) un automóvil de alta gama. Pero en este caso, es el regalo que Kim Kardashian recibió la pasada Navidad, de parte de Kanye West, sobre el que más se está hablando ahora mismo.

¿El motivo? Ella lo ha devuelto, y se trata de una mansión en Miami valorada en 14 millones de dólares, aproximadamente 12,35 millones de euros. Según informa el medio estadounidense Page Six, el rapero habría retirado la orden de compra antes de que se completara el proceso. Una decisión que le habría llevado a perder el depósito inicial de 600.000 dólares (unos 529.300 euros aproximadamente).

Tal y como confirma el medio citado, lo hizo porque Kim "no estaba muy contenta con la casa". Aunque también se especuló indicando que sería el propio cantante el que ha tomado la decisión de dar un paso atrás tras enfadarse porque la prensa de su país había filtrado toda su cartera de bienes inmobiliarios. Lo cierto es que, aunque la pareja visitó la propiedad durante el pasado mes de diciembre, algo parece haberles llevado a cambiar de opinión.

Por último, al retirar la compra la pareja deja disponible un piso situado en la torre Faena House (ubicada junto a la playa) diseñada por Norman Foster y hogar de una peculiar lista de celebrities en la que se incluye el nombre del antiguo presidente de Goldman Sachs, Lloyd Blankfein, o el multimillonario Ken C. Griffin. Se trata de un piso de unos 440 metros cuadrados que incluye cuatro dormitorios, cinco baños y una terraza que rodea parte de la casa. Con un cuarto hijo en camino, el polémico matrimonio no se ha pronunciado sobre esta decisión al respecto.