Luto

Conmoción por la muerte de una ciclista olímpica norteamericana

Kelly Catlin tenía 23 años y había sido medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro. Se quitó la vida en su casa de California
lunes, 11 de marzo de 2019 · 14:29

Salta (Redacción)-  El mundo del ciclismo está de luto. Kelly Catlin, de tan solo 23 años, medallista de plata en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016 y tres veces campeona del mundo en ciclismo de persecución falleció el viernes pasado. Así lo informaron desde la Federación de Ciclismo de Estados Unidos, de donde era esta joven promesa del ciclismo internacional.

Esta federación fue la encargada de dar a conocer la triste noticia del fallecimiento de la joven, que se quitó la vida el viernes pasado. "La comunidad ciclista estadounidense ha sufrido una pérdida devastadora con la muerte de Kelly Catlin, miembro del equipo nacional", señaló el presidente de la federación estadounidense, Rob De Martini, en un comunicado dado a conocer por el organismo en sus redes sociales. Así informó el diario nacional El Intransigente

La familia de la ciclista, también emitió un comunicado en las últimas horas. El padre de la joven, Mark Catlin, reveló que la familia atraviesa un momento de inmenso dolor. “No pasa un minuto sin que piense en ella y en la vida maravillosa que podía haber tenido. No pasa un segundo en que no pensemos que daríamos nuestras vidas a cambio de la de ella", señaló el padre de la ciclista.

Catlin no solo era miembro del equipo estadounidense de ciclismo, sino que también estudiaba en la Universidad de Stanford, una de las más prestigiosas de ese país, y tocaba el violín. Tras su fallecimiento salió a la luz una entrevista con Velo News, donde habla de sus actividades por fuera del deporte.

"La verdad es que, la mayoría de las veces, no consigo que las cosas funcionen .Es como hacer malabares con cuchillos; la verdad es que se me están cayendo muchos, lo que pasa es que la mayoría caen al suelo y no sobre mí", había dicho la ciclista. Catlin era tricampeona mundial en ciclismo de persecución y se había llevado la medalla de plata en los Juegos de Río, por lo que era una de las candidatas a quedarse con la medalla dorada en Tokio 2020.