Fútbol

Refuerzo de River: “Lloré de alegría cuando me llamaron”

Lo confirmó uno de los jugadores que arribaron en el último mercado de pases y que va sumando minutos de a poco
martes, 26 de febrero de 2019 · 16:13

SALTA (Redacción) – Se trata del defensor paraguayo, Robert Rojas, quien tuvo buenas apariciones en los últimos encuentros que disputó el Millonario en la Superliga. Para muchos futbolistas, llegar a jugar en River es un sueño, como para el defensor que desembarcó en Núñez a principios de este año. Rojas se destacó en Guaraní de Paraguay en la temporada anterior y despertó el interés de Marcelo Gallardo y compañía. “Lloré de alegría cuando me llamaron”, dijo.

Según consignó el sitio El Intransigente, en primera instancia, el zaguero aseguró que su pase a River llegó luego de mucha paciencia y trabajo. "Creo que mi presente es un premio al esfuerzo. Yo estoy acostumbrado a esforzarme. Trabajaba en la chacra con mi papá cuando era chico. Plantábamos zapallo, mandioca y todo tipo de cosas. También vendía sombreros de paja en el almacén de mi familia. Por eso estoy disfrutando mucho lo que estoy viviendo en este momento", resaltó. 

 

 

Asimismo, reconoció que ayudaba constantemente en la pensión de Guaraní, su antiguo equipo: "Cuando llegué a la pensión de Guaraní no sabía qué hacer. En la pensión no había nada. Mi cama y yo. Sin ventilador y con muchos mosquitos. Sacaba mi colchón afuera, pero amanecía peleándome con los mosquitos, ja. Entonces ayudaba al cuidador a cortar el pasto, a tirar las hojas, todo eso".

Rojas hizo hincapié en que, durante sus primeros pasos en el fútbol paraguayo, sufrió mucho: "Mi papá llamaba, preguntaba cómo estaba y yo le decía ‘mejor que nunca’. Pero era mentira: por dentro estaba llorando. Tenía 16 años y era muy difícil para mí. Extrañaba mucho, a mi familia, mis amigos, ellos significan todo para mí. Por más que te parezca que no hay mucho ahí, en la chacra, da gusto estar, es mi lugar en el mundo. No hay que olvidarse nunca de dónde uno viene".

Para finalizar, el defensor, al que apodan "Sicario", dio a conocer cómo surgió ese sobrenombre: "Es un apodo que me puso un compañero de Guaraní. Cuando hice la primera pretemporada con el plantel profesional me quisieron cortar el cabello y yo no quería, estaba con cara de serio, enojado, entonces este compañero dijo 'uy, miren, este tiene cara de Sicario, no se lo corten'. Por eso me quedó el apodo. Y no me molesta que me digan Sicario, para mí no hay ningún problema".

 

Más de