Tenis adaptado

Gustavo Fernández, una inspiración para el deportes

El número dos de la clasificación mundial de tenis adaptado dialogó con Infobae y no escatimó al hablar de su rol como jugador profesional
viernes, 01 de febrero de 2019 · 15:06

Salta (Redacción)-  Gustavo Fernández mantiene su alegría tras conquistar el Australian Open por segunda vez en su carrera. Días atrás, el cordobés derrotó a Stefan Olsson por 6-3 y 7-5 y se proclamó campeón del primer Grand Slam del año. El argentino repitió la hazaña que llevó a cabo en el torneo que tiene lugar en Melbourne (ganó el título en 2017) y mantuvo su condición de número dos del ránking ATP. Mediante una entrevista con Infobae, Gusti profundizó acerca de su victoria en suelo australiano.

"Fue una emoción enorme, se me venía atragantando el festejo desde hace bastante. Hice final en 2017 en Roland Garros y Wimbledon, estando match-point y a dos puntos de ganar; el año pasado, lo mismo. Ese deseo y esas ganas empezaron a generar una presión, una especie de fantasma, difícil de sobrellevar. Tuve que trabajar mucho para desnudar ese fantasma y darme el gusto que me di el otro día se notó mucho el desahogo en el festejo", expresó en primer lugar el nacido en Río Tercero. Así informó el diario nacional El Intransigente

Luego, el cordobés confesó una intimidad acerca de sus galardones y sus hobbies: "Me gusta tener lo trofeos en casa, porque me gusta verlos, si bien lo importante es lo que representan. Es más, con el tiempo, hay que limpiarlos, cuidarlos. Los tengo ahí en casa, resguardados. Yo soy fanático de Game of Thrones y me compro pops, que son muñequitos,, y los tengo resguardados con los personajes que me gustan".

Fernández es una inspiración del tenis en el país. Sin embargo, él asume el rol que le corresponde: "Inevitablemente tengo que ser una inspiración. Sería falso si dijera que no. Está a la vista, se ha logrado más repercusión en los últimos años. Por algún lugar se empieza. Lo que hice siempre lo hice por mí y para mí, porque es mi pasión. Pero que venga de la mano que el tenis en silla gane en importancia y en respeto, que es lo más importante, y que a partir de eso haya muchos chicos que están empezando a conocer y se meten en el tenis, es un plus, muy satisfactorio. También voy a estar pendiente de eso para tratar de aprovechar que lo que se genera le sirva a mucha gente".

En cuanto a sus objetivos, el número dos de la clasificación mundial de tenis adaptado no tiene dudas acerca de las cosas que lo motivan. "Lo que me pasa, desafortunadamente no es tan normal: vivo de lo que me apasiona y siempre busqué vivir de lo que me apasiona. Ese fuego no se apaga y no se va a apagar. El hecho de ser tan exigente, de trabajar y buscarle la exigencia a las cosas, hace que la motivación pase por ahí. La ambición de exprimir al máximo mis capacidades no hace que el hecho de concretar resultados apague la llama. La motivación es fácil, instantánea, no hace falta analizarlo. Termina un torneo. ¿Ganaste? Bueno; festejamos, pasan dos días y estamos trabajando. ¿Perdiste, la pasaste mal, como me pasó el año pasado? Trabajamos, vemos cómo mejoramos. Así, con todo, mi objetivo es exprimir al máximo mis capacidades tenísticas. Tratar de ser lo mejor que puedo ser", sentenció el tenista de 25 años.