política

¿Qué le pasa a Florencia Kirchner?

El dirigente peronista Eduardo Valdés, cercano al Papa Francisco y a la ex mandataria, afirmó detalles sobre la salud de la joven de 29 años
jueves, 14 de marzo de 2019 · 11:54

SALTA (Redacción) - Esta mañana la expresidenta dio a conocer a través de un vídeo la decisión de viajar a Cuba para acompañar a su hija Florencia Kirchner a realizar un tratamiento de salud ya que la joven padece un grave problema de salud por el cual "no puede permanecer sentada ni de pie". La idea es curar el malestar "producto de muchos ataques de pánico". "Permanentemente sentía, a través de trascendidos periodísticos, que la iban a detener, y no podía congeniar el sueño”.

Resultado de imagen para Florencia Kirchner

No es la primera vez que Florencia Kirchner es noticia por sus padecimientos físicos. De hecho, durante los últimos cuatro años, la joven estuvo internada en tres oportunidades. En agosto del 2018 fue internada en la Clínica Favaloro a causa de un edema crónico en los miembros inferiores. Es decir, una hinchazón por la acumulación de líquidos a nivel subcutáneo en piernas, tobillos, pies, según consignó El Intransigente

A finales del 2014, Florencia también estuvo internada en el mismo centro, aunque en esa oportunidad todo parecía más grave, porque llegó en ambulancia y quedó internada durante 24 horas. Si bien no hubo parte médico oficial, trascendió que se habría tratado de una “problema ginecológico menor”.

Esta no fue la primera vez que la hija de la exmandataria presentaba un cuadro similar, en agosto de ese mismo año, la joven había estado internada durante algunas horas en el Sanatorio Otamendi, otra vez, por un problema ginecológico.

En esta ocasión, según se pudo saber, además de los problemas físicos, Florencia habría estado experimentando ataques de pánico.

En todas las ocasiones, el secretismo fue casi total y nunca se llegó a saber con exactitud qué fue lo que le ocurrió a Florencia Kirchner. Según lo poco que deslizó Cristina en su video, a su hija le está prohibido permanecer de pie o sentada por periodos de tiempo prolongados.