política

Cristina Kirchner: "La salud de mi hija fue devastada, no puede permanecer sentada ni de pie"

Si bien no dio precisiones sobre cuál es la enfermedad que aqueja a Florencia Kirchner, la senadora nacional de Unidad Ciudadana dio detalles
jueves, 14 de marzo de 2019 · 08:46

SALTA (Redacción) - Esta mañana la ex presidente Cristina Kirchner viajó a Cuba para acompañar a su hija Florencia en un difícil momento de su vida, ya que según la ex mandataria, la joven se encuentra transitando una enfermedad y necesita continuar su tratamiento. "Mi hija, Florencia, producto de la persecución feroz a la que fue sometida, empezó a tener severos problemas de salud. El brutal estrés que sufrió devastó su cuerpo y su salud", introdujo CFK.

Resultado de imagen para cristina y su hija

Según publicó El Intransigente, Cristina Kirchner se dirigió así: “Quiero compartir con ustedes lo que nos está pasando”, escribió junto al video, en donde se escucha una Cristina distinta, sin el tono fuerte y denunciante de siempre y en su lugar habla más suave y, en algunos casos, casi al borde de la emoción. “Una vez más en Comodoro Py, no sólo se violan los derechos de los ciudadanos y las ciudadanas que somos opositores al gobierno de Mauricio Macri, sino que también se violan todos los derechos de nuestros hijos”, aseguró.

“Hemos presentado un certificado médico sobre el estado de salud de Florencia en los tribunales”, contó y explicó que su hija, de 29 años, presenta “severos problemas de salud” fruto de la “persecución feroz a la que fue sometida”.

En su relato, Cristina señaló que a finales del año pasado, Florencia viajó a La Habana, Cuba, para presentar su película “El camino de Santiago” en un festival de cine. Una vez allí se hizo ver por los médicos del país, quienes le indicaron que debía comenzar un tratamiento. Sin embargo, meses más tarde, cuando volvió al país centroamericano para un curso de guionistas su estado desmejoró y le prohibieron viajar en avión ya que no podría estar sentada o parada por prolongados lapsos de tiempo.

 “El brutal estrés que sufrió devasto su cuerpo y su salud”, explicó Cristina y recordó que Florencia está acusada de haber ingresado en una asociación ilícita el mismo día en que murió su padre, Néstor Kirchner.

“Yo fui dos veces presidenta de este país he elegido la militancia política por formación y convicción. En cambio Florencia, mi hija eligió el arte y la militancia feminista. La persecución que han hecho sobre ella es porque es la hija de Néstor y Cristina Kirchner”, remarcó al final, con un tono solemne.

Por último, la exmandataria les habló a sus enemigos y los instó a meterse con ella pero no con su hija porque, según demostró, no forma parte del mundo político como si eligió hacerlo ella.