POLICIALES

Murió el joven de Berisso que se electrocutó cuando viajaba en el techo de un tren

El último martes él y su amigo habían trepado al techo del tren Roca, donde recibieron una descarga de 25.000 voltios
jueves, 07 de febrero de 2019 · 12:00

SALTA (Redacción) -  El último martes dos amigos regresaban de trabajar en Mar del Plata, habían decidido volver “haciendo dedo” pero como no consiguieron quien los lleve caminaron, lo hicieron así hasta que vieron el tren Roca. Sabiendo las consecuencias que conllevaba treparse y viajar ilegalmente lo hicieron, pensaron que si se mantenían quietos y sentados no pasaría nada malo. Lamentablemente Fonseca tocó un cable, recibió una descarga de 25.000 voltios y sufrió quemaduras en el 70% de su cuerpo. Tenía 18 años.

Según consigna El Intransigente, "El paciente falleció hoy a las 5.20 de la madrugada en la Terapia Intensiva. El deceso se produjo por un paro cardiorrespiratorio  motivado por las severas lesiones producidas por la descarga eléctrica, con quemaduras que comprometían casi el 80% del cuerpo, lo que generó la falla orgánica", confirmó un informe del  Hospital Fiorito de Avellaneda.

"Yo estaba sentado agarrando mi mochila y él se levantó para ver cuánto faltaba para la próxima estación. Ahí tocó el cable y salió volando", contó Ciro Ferreyra, amigo de la víctima y otro de los que viajaban en el techo del transporte público.

Según contó, ambos habían ido a la ciudad atlántica a trabajar y para volver, en principio, optaron por hacer dedo. "No nos levantó nadie y caminamos a Vivoratá, a 42 kilómetros de Mar del Plata. Vimos el tren que venía a Buenos Aires parado y decidimos subirnos", explicó a los medios.

“Hicimos casi todo el viaje bien. Cuando entramos a la zona de Buenos Aires aparecieron los postes eléctricos. Sabemos del peligro de viajar así. Pero suponíamos que viajando así, sentados y tranquilos, no iba a pasar nada", agregó.

Según el parte médico del miércoles, "el joven electrocutado y quemado en una formación de la línea Roca, continúa internado en el Hospital Fiorito de Avellaneda. Su estado de salud actual es estable, siendo asistido en terapia intensiva, medicado e intubado, sin mayores signos de fallas orgánicas. Su condición continúa siendo grave, con riesgo de vida”.