Pymes

"La mediana empresa está prácticamente asfixiada"

Lo sostuvo la integrante de CAME, Gabriela Lizana, al hablar con El Intransigente sobre la persistente ''tormenta'' económica
martes, 12 de febrero de 2019 · 16:13

Salta (Redacción)-  Gabriela Lizana, integrante de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) y presidenta de la Asociación de Productores del Oasis del Este (Aproem), se refirió hoy a la situación que afrontan actualmente las medianas empresas nacionales y aseveró que están "prácticamente asfixiadas". De este modo, cuestionó el entramado económico confeccionado por el Gobierno.

"La mediana empresa está prácticamente asfixiada, entre la presión tributaria que es tremenda, un mercado interno en caída, precios en lo que respecta al poder productivo en general, precios pagados a los productores muy bajos con precios muy altos en góndolas...así que estamos de verdad pasando una situación muy grave que compromete no solo el presente, sino el futuro", enfatizó este martes Lizana. 

En diálogo con El Intransigente, la integrante de CAME especificó que "el mayor problema que tenemos es la presión tributaria". "En segundo lugar, la caída del consumo del mercado interno, en lo que repercute en un menor volumen de producción que se puede tener, y además la diferencia que existe entre el precio que paga el consumidor en góndola, con el precio de quienes producen un producto desde el origen", añadió. 

"Esos creo que son los problemas claves en este momento y problemas que no se están resolviendo", alertó. "¿A qué se debe esa diferencia entre el precio del productor y el precio de góndola?", se le preguntó a continuación a lo que la titular de Aproem respondió sin dudar: "Falta de regulación de la cadena comercial".

"Nosotros creemos que debería existir, como lo hay por ejemplo en Europa, una ley de mejora a la cadena alimentaria, con toda una serie de medidas que hacen que la distribución de la renta en la cadena sea más proporcional", propuso al hablar con este medio. Las expectativas de Gabriela Lizano para el 2019 son ciertamente poco alentadoras: "De continuar la situación como está (...) lo que vemos es una tendencia al cierre de industrias y cierre de campos, de norte a sur, pérdida de actividad productiva".

"Las expectativas son muy malas si no hay un cambio en cuanto a la política en general de fortalecimiento a las economías generales donde nos libere un poco la presión tributaria, donde se reparta mejor la renta, donde al productor se lo considere de otra forma, que haya códigos en las prácticas comerciales y no se le traslade al sector productivo todo el costo financiero que tiene la cadena", subrayó. 

Y, a modo de cierre, manifestó: "Mientras existan esas tasas de interés en donde al que tiene dinero en vez de ponerlo a producir le conviene ponerlo en el banco, bueno...sin modificar esas cosas al futuro lo vemos bastante desalentador". Sin embargo, admitió que no pierden la "esperanza, en el sentido de que las autoridades reconozcan esta situación y puedan revertirlo de a poco para que podamos insertarnos en el mercado nuevamente".