SALTA

Conflicto de la Veloz del Norte: ¡La UTA que los parió!...

Los trabajadores de La Veloz del Norte se reunieron para manifestarse en defensa de su fuente de trabajo. Acá la crónica de la tensa espera para poder salir a trabajar
jueves, 16 de junio de 2011 · 06:07:00 a.m.
Tenso, muy tenso, así era el ambiente que se vivía en los galpones de La Veloz del Norte, en la Avenida Tavella. Los colectivos ingresaban y había miradas  tristes y de incertidumbre en los más de 500 trabajadores convocados.
 
El panorama era el siguiente: por un lado estaban los choferes de punta en blanco, con sus camisas celestes y sus pantalones azules y por el otro los de mantenimiento, engrasados hasta las uñas, con sus familias que esperaban que salgan los colectivos para, tal vez, poder trabajar y ganarse el pan dignamente.

En la entrada de la empresa nos topamos con una gigantografía de una nota de El Intransigente.com , publicada recientemente donde se anuncia el fallo judicial a favor de la de Marcos Levín. Persona que entraba, persona que leía detenidamente la gigantografía.

A esta altura de los acontecimientos poco interesa el conflicto societario “lo que queremos es laburar dignamente”, dijo un hombre canoso de avanzada edad y de mirada esperanzada. No es la primera vez que un conflicto gremial le impide sacar el colectivo para trabajar a Don Nicolás Carrizo. 

Al ver el grabador se acerca tímidamente como queriendo vencer la vergüenza y dice con voz muy baja “¿Sabe que pasa…señorita?, es que la UTA está perdiendo agremiados y por eso arman todo esto. Es un gremio que pierde poder…pero cómo no van a perder poder si no hacen nada por sus socios…¡qué quieren venir acá a mentir, a manipular la información!, nosotros no nos dejamos engañar, no nos prendemos en su jugada y eso les molesta”.

Ante la consulta periodística sobre si la situación mejoró, como manifiesta, Carrizo responde: “Mire, los papeles están al acceso de todos, nos pagan de acuerdo al convenio, en tiempo y en forma; esta es una empresa grande y salteña. ¿Usted cree que van a dejar algo al librado al azar? Y concluye “yo llevo 30 años trabajando acá y lo hice entrar a mi hijo también. ¿Acaso lo voy a llevar a donde a mi me tratan mal y me pagan mal? ¡Cómo cree! No nos dejemos engañar” reitera Carrizo.

Intervención

En un momento, los trabajadores se agolparon a la salida de la reunión que tuvo el Diputado Walter Wayar con Marcos Levin. El legislador se acercó espontáneamente a interiorizarse sobre lo que acontecía con los trabajadores de La Veloz del Norte. “Esto que tengo en mis manos, es un amparo de la Nación, para que liberen las rutas. Yo defiendo totalmente el derecho a huelga – se juega Wayar con contundencia al salir de la reunión- pero también defiendo su derecho a trabajar. Luego, con más información, estoy seguro de que llegaremos a un arreglo que nos permita a los argentinos viajar y a ustedes trabajar”, adelantó.

También estuvo Olmedo

También estuvo presente el polémico Diputado Alfredo Olmedo, quien llegó para prestar su apoyo a los trabajadores pero se alejó de ellos, más seducido por las cámaras, micrófonos y flashes y como siempre aprovechó para despacharse en contra de la administración actual.
 
“Acá lo que pasa es muy sencillo: es un grupo de gente que quiere trabajar y no los dejan. Parece que quieren que en vez de trabajar, vivan de la mendicidad, de los planes sociales, pero no piensan que no a todos nos gusta vivir así, a algunos nos gusta ganarnos nuestro sustento. No se preocupen, el trabajo siempre gana, así como ganaron mis 400 trabajadores en La Rioja, a pesar de lo que los corruptos que gobiernan nos quisieron hacer”, concluyó el Diputado Olmedo.

Al finalizar el relevamiento de la información y cuando la tarea parecía haber concluido, un grupo de choferes se identifica y relata: “Aquel hombre…el de la campera verde…..a él le pegaron”, señalan.

Imposible pasar por alto una nariz rota, las lesiones en la frente y otras que dejan ver su campera en los brazos. “Me golpeó la Policía, claro que estábamos cortando la calle..¡pero ni siquiera era la calle entera, sólo la mitad! Y nos decían que nos vayamos…y, es verdad, no nos fuimos. ¿Cómo nos íbamos a ir, si ellos – por los de la UTA- no dejaban pasar nuestros colectivos? ¡No era justo!

Consultado sobre si hubo algún acto de provocación hacia la Policía o hacia sus propios colegas responde que “no, era una manifestación pacífica, hasta que empezaron los ataques de los mismos policías, y de la gente de la UTA”.

- ¿Compañeros?, consulto.
- (Risas espontáneas) Algunos sí…a otros…nunca antes los habíamos visto, y esos venían armados.

Me voy dejando atrás cientos de hombres que esperan volver a trabajar. A cientos de familias que esperan que todo se solucione y así poder ganarse el pan dignamente.

Por Matilde Serra
para El Intransigente


{fotorem:58628:fotorem}

{fotorem:58629:fotorem}



 

Ver todos los comentarios (0)