SALTA 20º

Viernes  24 de Febrero

Los Pueblos de Salta: La Calderilla, paraje de historia, aventura, fiesta y diversión

Los Pueblos de Salta: La Calderilla, paraje de historia, aventura, fiesta y diversión
SALTA.-(Rosario Torino Solá) En la parte norte del Valle de Lerma, continuando por el imponente y frondoso camino llamado "la cornisa”, pasando unos pocos kilómetros la localidad de Vaqueros, se llega al pareja La Calderilla, el cual pertenece al departamento de La Caldera.

A tan sólo 18 kilómetros de Salta capital se levanta este pintoresco lugar que alguna fue clave para la historia y definición de nuestra Nación, ya que fue este preciso sitio donde, hace mucho tiempo el héroe gaucho salteño Martin Miguel de Güemes con el valeroso general de las Provincias Unidas del Rio de la Plata, Manuel José Joaquín del Corazón de Jesús Belgrano, o simplemente: Manuel Belgrano; se encontraron durante la época de la independencia.

Pero este, que gano reconocimiento por tratarse del punto de encuentro entre estos dos gloriosos, también se ha convertido para quienes lo anhelan, en un lugar de encuentro con la paz, la naturaleza, en todo su esplendor, y el descanso merecido. Ubicado a menos de 100 metros del río La Caldera, estas tierras se presentan ante sus visitas, sobre todo en los calurosos días de verano, como lo optimo para refrescarse en sus aguas cristalinas rodeado de verdes cerros y de una frondosa e imponente vegetación.

A pesar de tratarse de un lugar pequeño y de paso, La Calderilla posee alojamiento para todo aquel que decida realizar a fondo el trayecto y conocer bien el camino completo, tomándose su tiempo para descubrirlo. En el kilometro 1619, sobre la ruta 9, se encuentran las Cabañas Brisas de la Montaña, un hospedaje rural que ofrece confort y bienestar a todos los viajeros que deseen. Cabe agregar que la mejor época para visitar este sitio es durante el verano, pues las precipitaciones y la temperatura aumentan, la vegetación crece y el río se colma de agua y visitas que se relajan y disfrutan.

Y si bien La Calderilla es bella y popular en verano, durante el mes de agosto también se convierte en un lugar visitado y entretenido. La fiesta más importante de este paraje se lleva a cabo el 16 de agosto de cada año, en honor a quien es su santo y querido patrón: San Roque. Con desfile, destrezas gauchas, festivales folclóricos y comidas regionales; La Calderilla se transforma en un verdadero canto a la vida y a la tradición de esta tierra.

El Cerro Pucheta es una gran colina ubicada a metros de este paraje que invita, a todos los amantes de las travesías, a recorrerlo. Según las anécdotas de quienes realizaron alguna vez esta hazaña, en primavera es la mejor época para visitar este cerro, pues en verano las lluvias son muy frecuentes y en invierno la vegetación que lo rodea no se encuentra en su mejor momento. Queda echado al azar el hecho de que el día este nublado o soleado, porque de una forma o de la otra la aventura es única. Ya sea subirlo entre nubes, un poco a la deriva, pero con plena adrenalina en el cuerpo, o hacerlo con el camino despejado y pudiendo disfrutar de la vista imponente con cada paso; la aventura de trepar más de 2000 metros en plena yunga es una vivencia imperdible.

Este pequeño rincón de nuestra provincia, fue escenario y testigo de grandes hechos de la misma. Por tratarse de un sitio obligado para el paso del Alto Perú, en tiempos de la colonia, La Calderilla tuvo la dicha de ser el sendero por el que ingresaron a nuestra ciudad las milagrosas y veneradas imágenes del Señor y la Virgen del Milagro. Y, al igual que muchos otros pueblos salteños, que alguna vez fueron protagonista de la biografía de nuestra Nación, La Calderilla es pasado, costumbre y tradición.
Comentarios Libres

Otras Noticias