TERROR

Prohibido entrar a la “Casa de las masacres”

Un nuevo film oscurece las salas de los cines en el país para revivir una historia basada en hechos reales que dejarán titubeando a más de uno
miércoles, 09 de agosto de 2017 · 11:34:00 p.m.
Más de

SALTA (Redacción) - El género del terror es un clásico que nunca podrá agotarse, menos aun cuando el argumento tomado tiene tanto más de realidad que de ficción al estar basado en hechos reales que constatan aquello. Es así que volviendo en el tiempo narra cómo durante una noche de junio de 1912, ocho personas -una madre, un padre, sus cuatro hijos y dos invitadas- fueron asesinadas a hachazos por un psicópata en la pequeña ciudad de Villisca, Iowa.

Uno podría imaginar que el caso fue resuelto, pero en la investigación de los hechos hubo varios sospechosos, directos e indirectos, pero todos absueltos porque jamás pudieron encontrarse pruebas evidentes que vincularan a esas personas con los crímenes. Desde entonces el caso fue ícono de Estados unidos en sus archivos llegando a convertirse esta casa un sitio para guías turísticas.

Teniendo esto como trasfondo, y ante la curiosidad que despierta el hecho Caleb y Denny, dos amigos interesados en la caza de fantasmas, y Jess, la nueva chica de la escuela, deciden entrar en la casa para comprobar, saciar la intriga y experimentar lo que pueda allí suceder, sin atenerse a las consecuencias claro. Pero el quiebre está dado por la repentina figura paranormal, una fuerza sobrenatural que permanece y está dispuesta a poner en jaque la vida de quienes se animen a adentrarse. “La casa de las masacres” es dirigida por Tony E. Valenzuela y según la crítica especializada recurre de manera “correcta” a los recursos técnicos pero nos los explota como para lograr una obra acabada, distinguida en el género, sino más bien predecible con efectos sonoros y visuales, como giros de cámara repentinos, primeros planos, golpes sonoros etcétera, esperables al momento de generar tensión en una película de terror.

Sin embargo, no deja de ser una opción para revivir el “lado B” de la historia, sujetándonos fuerte a la butaca cuando exorcismos empiecen a sucederse o como bien dicta el film “cuando una noche en una casa se revive el pasado y se convierte en una pesadilla”.

Cargando más noticias
Cargar mas noticias