NI UNA MENOS

Caso Araceli: nuevo hallazgo

¿Cerca de la verdad?
viernes, 21 de abril de 2017 · 07:29:00 a.m.

BUENOS AIRES (Redacción) - Un esmalte de uñas fue encontrado dentro de un Ford Falcon estacionado en Villa 9 de Julio, en el partido de San Martín, por los perros que rastrean a Araceli Fulles, la joven de 22 años desaparecida desde el 1 de abril pasado cuando se retiró de su casa en el barrio Sarmiento. Uno de los hermanos de la joven, en tanto, aseguró que la Policía "no quiere encontrarla" y "llega tarde a los allanamientos".

La madre de Araceli, Mónica Ferreyra, afirmó que "esta tarde la Policía me convocó a un operativo de búsqueda en la zona de 9 de Julio y Almirante Brown dónde los perros indicaban hacia un Ford Falcon estacionado. La Policía me pidió que me fije si había algún elemento de mi hija pero sólo vi un esmalte para uñas que no es de los que ella usaba".

Efectivos policiales realizaban ayer por la tarde tareas de búsqueda y rastrillaje en Villa 9 de Julio acompañados por perros rastreadores. Estas mismas pesquisas se realizaron por la mañana en Villa La Rana, también del partido bonaerense de San Martín, informó El Intransigente.

Tras 20 días casi sin novedades, surgió una pista en el caso de Araceli Fulles

Una fuente judicial confirmó hoy que un camionero se presentó ante la justicia de Entre Ríos y declaró que "el 3 o 4 de abril, cuando estaba en la balanza donde pesan los camiones en Zárate, se le acercaron una chica muy parecida a Araceli y un chico joven para pedirle si los podía llevar hasta Misiones, pero el hombre les dijo que los podía dejar en Ceibas", Entre Ríos.

Según la fuente, el hombre hizo la declaración en la comisaría de Chajarí, y la Justicia ordenó obtener las imágenes de las cámaras de seguridad de la zona de pesaje de camiones. Pero la madre de Araceli no cree la versión del camionero, aunque sí reconoció que la cartera y la pulsera que encontraron los perros de rastreo hace unos días en San Martín pueden ser de su hija.

Marcelo, uno de los hermanos de Araceli, denunció que la Policía "no quiere encontrarla", al tiempo que, como su madre, desmintió la versión del camionero que declaró haberla llevado a Entre Ríos. Aseguró que la desaparición de su hermana está relacionada con el "narcotráfico o la trata de blancas" y que en su familia "desconfían de todo", incluso de la Policía, porque "llegan tarde a los allanamientos".

"La información que a mí me llega es que ella sigue viva, está con alguien amenazada. Araceli está viva, yo lo siento. Es algo obvio que no la quieren encontrar, porque ya saben quién la tiene", dijo. 

El sábado 1 de abril pasado, Araceli salió de su casa al mediodía en Villa Sarmiento, vestida con jean y musculosa negra. Poco antes de las 15 se tomó una foto con dos jóvenes, las subió a Facebook y por la noche cenó con amigos hasta las 2.30 de la madrugada del domingo, día 2. El Gobierno de la provincia de Buenos Aires ofrece una recompensa de 500.000 pesos por datos sobre el paradero de la joven.

Ver todos los comentarios (0)